INTERCAMBIO CON ASCHAFFENBURG curso 2018/2019

alemania.png

Alumnos españoles del Complutense y sus compañeros alemanes del intercambio en su visita a la ciudad de Würzburg con la profesora de alemán Ana Lago.

Mi primer curso en el Complutense como profesora de alemán no pudo tener un mejor final que este intercambio con el centro de secundaria Dalberg-Gymnasium de la ciudad de Aschaffenburg. Llevo muchos años haciendo intercambios en otros centros donde he trabajado, pero este era doblemente especial al ser yo nueva en el Complu y hacer por primera vez el intercambio con el Dalberg-Gymnasium. Doble novedad y dobles también los nervios para que todo funcionara y comenzase así un proyecto entre ambos centros a mantener en el tiempo.


Por un problema de fechas tuve que dejar el anterior intercambio y buscar un nuevo instituto alemán en las primeras semanas de curso. Y quiso el destino ponérmelo fácil tras ese primer tropezón, ya que me iniciaba en el Complu en un departamento que apenas había echado a andar y quería que todo saliese mejor que bien. Pues así fue, nos hemos hermanado con una preciosa ciudad, un instituto espectacular y, lo que es más importante, con gente maravillosa que nos acogió primero y nos visitó después con cariño y con ganas de disfrutar, compartir y aprender.


Son muchas las cosas que me gustan de los intercambios y es difícil seleccionar algunas de esa larga lista, pero creo que me quedaría con dos que no dejan de sorprenderme, para bien, y me animan a seguir “metiéndome en estos líos”: constatar por un lado lo diferentes que somos aquí y allí pese a vivir en este mundo interconectado y por otro la capacidad de adaptación, de aprendizaje y de respeto que tienen nuestros alumnos hacia esa diferencia.


Algunos de los alumnos que han participado en esta aventura me han enviado una foto de su estancia en Aschaffenburg y su reflexión sobre esta experiencia para ser publicadas en nuestra revista. Así que ahí os los dejo a ellos, que seguro que os saben transmitir mucho mejor sus vivencias como “intercambiantes” que yo desde mi perspectiva de profe.


Quiero dar las gracias a la directora y jefes de estudios del Complutense por dejarse convencer de la necesidad de empezar con este intercambio siendo el departamento de
alemán aún tan pequeño y su profe una “primeriza” en el insti y, sobre todo, a los alumnos y familias implicadas por su colaboración en todo momento, especialmente a Alicia, Ana, Elena, Laura, Yuliya y Nadia (a la que Aschaffenburg y su instituto le gustaron tanto que decidió estudiar allí durante tres meses) por compartir sus vivencias con nosotros. Gracias a todos aquí y allí por hacer que las horas de trabajo que todo esto supone hayan merecido mucho la pena y… a seguir viajando y creciendo 

Hola, soy Ana. Esta foto representa uno de los tantos momentos que he pasado junto a mis compañeros en Alemania, muchos de ellos ...

¡Hola! Soy Alicia García e hice el intercambio a Alemania del pasado junio. Este es mi tercer intercambio con Alemania y sin duda . . .

Hola, soy Elena. Realizar un intercambio en el extranjero, en este caso en Alemania, es toda una experiencia ...

Me llamo Nadia y he elegido esta foto porque en ella se puede ver lo que ha sido durante estos tres meses mi clase ...

Me llamo Yuliya y lo que recordaré de este intercambio serán las personas que he conocido, haber conocido un lugar nuevo . . . 

¡Hola, soy Laura! Recordaré la familia, por lo bien que me acogieron, lo cercanos que fueron y como me integraron en la familia, y por supuesto a mi . . .

Ana  Lago                     

Ana Lago

Ana Lago